Marbella quiere reducir a la mitad el número de coches de caballo